Por Roberto Ruiz Revuelta

Las raquetas de nieve tienen un desarrollo muy reciente, que está motivado principalmente por dos razones:

  1. Hace 20 años no había material adecuado para competir, porque las raquetas de nieve disponibles eran muy grandes y pesadas.
  2. Como consecuencia de lo anterior no existían las competiciones.

La situación en los últimos tiempos ha cambiado. Sobre todo cuando varios fabricantes de raquetas de nieve pensaron que podrían usarse no sólo para andar, sino también para correr. Y la verdad es que la investigación de los fabricantes en este campo ha sido espectacular, consiguiendo y copiando en esencia algo que ya existía: La raqueta de nieve de madera tradicional con cuerdas, pero fabricada en plástico de alta resistencia manteniendo la ligereza.

Correr con ellas es no sólo factible, sino que la velocidad desarrollada deja atrás a los esquís en un terreno mixto de subida y bajada. Sobre todo, en un terreno técnico y más aún en un terreno con calvas de nieve. Es por ello que la modalidad de Raquetas de Nieve está más de actualidad que nunca. Sin duda correr por la nieve, con raquetas o sin ellas (Snow-Running) está al alza. Un diferencia importantes es que el Snow-Running depende por completo de un acondicionamiento del terreno previo a la carrera, mediante compactación de la nieve que va a pisarse.

A nivel internacional la WSSF (World Snowshoe Federation) empezó a realizar Campeonatos Mundiales al inicio de siglo (2007), y la FEDME organizó el primer campeonato de España de la modalidad en 2013. En 2019 reconoció a la WSSF como matriz de ámbito mundial y se mantiene desde 2016 un representante en el Consejo, que se reúne el día previo al Campeonato Mundial. 

Actualmente, tras el mundial de Japón 2020, somos campeones del mundo absolutos por selecciones por delante de Estados Unidos, Canadá y Francia y hemos ganado varios podios individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *